Asesinatos de cronistas en México


El Comité de protección de periodistas (CPJ por sus siglas en ingles) reporta que desde 1992 en México han sido asesinados setenta y cuatro periodistas y otros profesionales de los medios. El CPJ investiga cada muerte y provee información detallada sobre cada asesinato. Casi todos están relacionados con el crimen organizado, específicamente con el narcotráfico.

MexicoDeaths

En febrero de este año el reportero Gregorio Jiménez de la Cruz fue secuestrado en Las Choapas, Veracruz. Cubría el crimen para los diarios Notisur y Liberal del Sur. Una semana después, se encontró su cadáver, torturado y sepultado. Según la investigación del CPJ el dueño de un bar mató a Jiménez debido a un artículo que él escribió acerca de un apuñalamiento que ocurrió cerca del bar. Nada ve completamente claro, pero supuestamente el dueño tiene enlaces con Los Zetas, una organización dedicada al narcotráfico y el crimen organizado.

Cada periodistamuerto,así comolos desaparecidos, tiene su historia similar. Se puede imaginar cuántos han decidido no reportar sobre el mundo narco y el crimen organizado, y cuántos han cambiado el tono de su reportaje.

Una periodista que sigue adelante es Marcela Turati. En 2013 ganó el Premio Louis M. Lyons a la conciencia e integridad en el periodismo, ‘por su cobertura de la guerra contra el narcotráfico y por el papel que ha desempeñado en la protección y formación de los periodistas en México’. En el mismo año había dado el discurso inaugural, una presentación muy impresionante, en la conferencia anualde la Organización de Reporteros y Editores de Investigación. Habló sobre el peligro de reportar sobre el narcotráfico en México. Ella sigue trabajando para la revista noticiera Proceso, basada en Cuidad de México. Debe reconocer el peligro que ella enfrenta, sobre todo porque Regina Martínez, otra periodista de Proceso, fue asesinada el año anterior. Tal vez Turati piensa que ser muy visible le proveeun nivel de seguridad. En todo caso, ella esuna heroína.

A pesar del peligro no está sola en su empeño. En su libro Generación ¡Bang! Los nuevos cronistas del narco Mexicano el cronista chileno Juan Pablo Meneses ha compilado once crónicas de escritores mexicanos sobre el narcotráfico en México. También incluye once entrevistas y once biografías. Que un autor chileno haya dedicado varios años de su vida a escribir sobre México demuestra las interrelaciones entre países latinoamericanos y la amplitud del mundo narco. ¡Bang! incluye una crónica de Marcela Turati, Vivir de la muerte. Otro ejemplo es Un narco sin suerte por el cronista mexicano Alejandro Almazán,

La violencia perpetrada por los narcos amenaza a todos sectores de la sociedad mexicana – policía, oficiales del gobierno, personas secuestradas por el rescate, amigos y familiares de los blancos de la violencia, transeúntes, y espectadores. Que muchos periodistas y cronistas sigan tratando de combatir los problemas en llamar atención a la violencia, iluminando los rincones oscurosde la enfermedad social, provee una chispa de esperanza.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s